El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Las reacciones internacionales al ataque de EE.UU. y sus aliados contra Yemen

Publicado:
La operación de EE.UU. y el Reino Unido, con el apoyo de Australia, Baréin, Canadá y los Países Bajos, fue lanzada este viernes.
Captura de pantalla

Este viernes, EE.UU. y el Reino Unido lanzaron varios ataques contra las posiciones de los hutíes en Yemen. El presidente estadounidense, Joe Biden, señaló que la ofensiva contó con el apoyo de Australia, Baréin, Canadá y los Países Bajos, e indicó que fueron bombardeados "objetivos en Yemen usados por los rebeldes hutíes para poner en peligro la libertad de navegación en una de las vías marítimas más vitales del mundo".

La postura de EE.UU. y sus aliados: "Realizamos el derecho a la autodefensa"

En este contexto, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, calificó los ataques del movimiento yemení como un "peligro a la navegación en el mar Rojo", instando al Consejo de Seguridad de la ONU a aprobar una resolución que pare estas acciones.

El portavoz de la OTAN, Dylan White, declaró que los ataques de Washington y su coalición "fueron defensivos y diseñados para preservar la libertad de navegación en una de las vías marítimas más importantes del mundo", agregando que "los ataques de los hutíes deben terminar".

El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, dijo que la operación contra los hutíes "se basa en el derecho a la autodefensa" y está encaminada a bajar la escalada y proteger la libre navegación en la región. "Los Países Bajos, con su larga historia de país naval, da considerable importancia al derecho a la libertad de paso y apoya esta operación selectiva", señaló el mandatario, citado por Reuters.

El ministro de Asuntos Exteriores neerlandés, Hanke Bruins Slot, y la ministra de Defensa, Kajsa Ollongren, afirmaron que, a petición de Washington, los Países Bajos habían proporcionado "apoyo militar no operativo", consistente en la provisión de "un oficial del Estado Mayor", además de apoyo político, en los ataques.

Por su parte, el ministro de Defensa australiano, Richard Marles, manifestó que el papel de su país en los ataques contra Yemen "llegó en forma de personal en el cuartel general de operaciones". Agregó que Canberra "seguirá apoyando cualquier acción que reafirme el orden global basado en reglas".

Entre tanto, Alemania, Dinamarca, Corea del Sur y Nueva Zelanda se adhirieron a una declaración conjunta con los países involucrados en la operación contra los hutíes. Según el documento, la ofensiva de la coalición, liderada por Washington, se llevó a cabo en respuesta a los ataques hutíes "ilegales, peligrosos y desestabilizadores" contra buques en el mar Rojo y "en virtud del derecho intrínseco a la autodefensa individual y colectiva y de conformidad con la carta de la ONU".

"Estos ataques de precisión tuvieron por objeto interrumpir y deteriorar las capacidades usadas por los hutíes para amenazar el comercio mundial y las vidas de los marineros internacionales en una de las vías de navegación más cruciales del mundo", reza la declaración.

Al mismo tiempo, Biden fue criticado por algunos legisladores estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, ya que ordenó los ataques contra Yemen sin la aprobación del Congreso.

Rusia: "Los anglosajones muestran su total desprecio por el derecho internacional"

De acuerdo con la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, "los ataques aéreos de EE.UU. contra Yemen son un ejemplo más de la distorsión, por parte de los anglosajones, de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y de su total desprecio por el derecho internacional en nombre de la escalada de la situación en la región para sus propios fines destructivos".

Luego, durante una reunión informativa, Zajárova manifestó que Moscú insta a la comunidad internacional a "condenar enérgicamente el ataque a Yemen por parte de un grupo de países sin mandato de Naciones Unidas". "Compartimos las preocupaciones expresadas por nuestros socios regionales, en particular de Arabia Saudita, y pedimos que se intensifiquen los esfuerzos internacionales para evitar una mayor escalada de la situación", señaló.

Según la vocera, Rusia sospecha que "la posición de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el mar Rojo es solo un pretexto para una mayor escalada de la situación y la tensión en la región". Moscú condena "estas acciones irresponsables de Estados Unidos y sus aliados", reiteró.

Rusia ya solicitó mantener este viernes una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU en relación con los ataques contra el territorio de Yemen.

El vocero presidencial ruso, Dmitri Peskov, también se pronunció al respecto, constatando que el Kremlin condena estos ataques. "Desde el punto de vista del derecho internacional, son ilegítimos", aseveró Peskov, citado por TASS, precisando que la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condenó las acciones de los hutíes "no da ningún derecho de lanzar ataques" contra Yemen. Añadió que Moscú ha instado reiteradamente a los hutíes a renunciar a los ataques contra las embarcaciones en el mar Rojo, calificando esta práctica de "extremadamente incorrecta".

China expresa su preocupación

Pekín está preocupado por la escalada de tensión en el mar Rojo y pide a todas las partes implicadas que mantengan la calma y ejerzan moderación para evitar una mayor escalada de los conflictos, comunicó este viernes la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mao Ning.

La vocera señaló también que la zona del mar Rojo es una importante ruta de comercio internacional de bienes y energía, por lo que China espera que todas las partes involucradas puedan desempeñar un papel constructivo y responsable en el mantenimiento de la seguridad y la estabilidad de la región.

Irán compara los ataques con "los crímenes de guerra de Israel"

Los ataques de EE.UU. y sus aliados contra los hutíes representan una "acción arbitraria", afirmó por su parte el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Nasser Kanaani, calificándolos también de una "infracción de la soberanía y la integridad territorial" de Yemen.

Según el portavoz, los ataques militares "están en consonancia con el pleno apoyo de EE.UU. y el Reino Unido durante los últimos cien días a los crímenes de guerra" cometidos por Israel en la Franja de Gaza.

"Mientras el régimen sionista continúa sus ataques y crímenes de guerra en la Franja de Gaza y Cisjordania en Palestina, Estados Unidos e Inglaterra, ampliando el alcance de su apoyo al régimen sionista, desvían la atención de los pueblos del mundo de los crímenes de este régimen falso, criminal y agresor contra el pueblo palestino", declaró Kanaani, advirtiendo de la propagación de la inseguridad y la inestabilidad en la región.

Asimismo, el portavoz iraní expresó su preocupación por las posibles consecuencias de la repetición de tales "ataques arbitrarios contra la paz y la seguridad regionales e internacionales" por parte de los países occidentales, llamando a la comunidad internacional a impedir la propagación del conflicto y de la inestabilidad en Oriente Medio.

Arabia Saudita pide "evitar una escalada"

Por su parte, la Cancillería saudita llamó a la moderación y a "evitar una escalada", constatando que vigilaba la situación "con gran preocupación" en el contexto de las negociaciones de paz con los hutíes.

"El reino subraya la importancia de mantener la seguridad y estabilidad de la región del mar Rojo, porque la libertad de navegación allí es una demanda internacional", reza el comunicado, citado por Reuters.

Turquía: "Occidente quiere convertir el mar Rojo en un baño de sangre"

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, condenó los ataques occidentales contra posiciones hutíes.

"Están ansiosos por convertir el mar Rojo en un baño de sangre. Se trata de un uso desproporcionado de la fuerza", indicó el mandatario, agregando que los hutíes están llevando a cabo "una defensa exitosa" contra los ataques impulsados por Washington y Londres.

Respuesta de Yemen

A su vez, los hutíes han prometido no dejar "sin respuesta ni castigo" los ataques de EE.UU. y el Reino Unido contra su territorio. "El enemigo estadounidense-británico, como parte de su apoyo a la continuidad de la delincuencia israelí en Gaza, lanzó una brutal agresión contra la República de Yemen con 73 ataques dirigidos a la capital, Saná, y a las gobernaciones de Hodeidah, Taiz, Hajjah y Saada", indicaron, añadiendo que la ofensiva dejó cinco muertos y seis heridos.

El movimiento yemení amenazó con atacar las "fuentes de amenaza y todos los objetivos hostiles" en tierra y mar en defensa de su territorio. "EE.UU. y el Reino Unido son plenamente responsables de su agresión criminal contra nuestro pueblo, y no quedará sin respuesta ni castigo", subraya.

Asimismo, el grupo aseguró que continuará con su ofensiva en la que es una de las vías marítimas más importantes del mundo hasta que Israel ponga fin a la ofensiva contra Hamás en la franja de Gaza.

Entre tanto, el viceministro de Asuntos Exteriores de Yemen, Hussein Al-Aziz, denunció que su país "fue objeto de un ataque agresivo y masivo por parte de buques, submarinos y aviones de guerra estadounidenses y británicos". "Sin duda, Londres y Washington tendrán que prepararse para pagar un alto precio", declaró.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7